5 Beneficios de comer Alimentos de Temporada


¿Por qué comer alimentos de temporada? Algunas prácticas ancestrales como la Ayurveda recomiendan comer de acuerdo a los ciclos naturales de la tierra y consumir alimentos frescos y de estación para mantener balanceada nuestra energía vital. Hoy en día sabemos que existen muchos más beneficios para comer alimentos de temporada. Cada cambio de estación ofrece la oportunidad de que experimentes con colores, sabores y recetas nuevas que no solo serán nutritivas, sino que te ayudaran a mantener tu cuerpo sano y en balance.

Estos son 5 beneficios de comer alimentos de temporada:


1. Son mas nutritivos. Un alimento de temporada es rico en micronutrientes como vitaminas y minerales que te ayudaran a mantener fuerte tu sistema inmune. También ayudan al sistema digestivo porque contienen enzimas naturales, probióticos y fibra. Además, son una fuente natural de energía y proveen de grandes cantidades de antioxidantes. En vez de tomar suplementos, obtén tus nutrientes de fuentes naturales ya que los productos de temporada son los mejores multivitamínicos naturales que existen.


2. Son más frescos. Los alimentos de temporada llegan más rápido a tu mesa por lo que mantienen sus nutrientes y frescura. Recuerda, un alimento fuera de temporada tarda más tiempo en llegar a la tienda porque tendrá que ser traído desde algún lugar fuera de tu área. Esto implica que deberá pasar por procesos de refrigeración y almacenado, a veces hasta por periodos muy largos de tiempo, lo que los dejará prácticamente vacíos de nutrientes. Idealmente un producto fresco debe consumirse dentro de los primeros 5 días de su cosecha para que mantenga todas sus propiedades nutricionales.


3. Saben mejor. Cuando las frutas y verduras son recogidas después de haber madurado naturalmente en el árbol o la tierra, y son cosechadas en el momento correcto, su sabor será mas intenso y delicioso. Quién no ha probado un carnoso mango en verano o una jugosa mandarina durante los meses de frío. Su sabor tiende a ser más dulce y su aspecto más agradable con el fin de que formen parte de tus antojos de temporada.


4. Son más baratos. Cuando existe mayor abundancia de un producto, su costo tiende a bajar. Sí, más agricultores cosecharán más de lo mismo por lo que encontrarás precios mucho más competitivos. Así que corre a tu mercado local, es el mejor lugar para encontrar estos alimentos en variedad y abundancia. Si eres como yo que te preocupas de donde vienen tus alimentos, un tip es obtener tus productos directamente de las granjas sustentables. Muchos te permiten hacer pedidos semanales y en mi experiencia, te ofrecen productos mas confiables y de cosechas orgánicas.


5. Ayudas a la economía local. Comer alimentos de temporada reduce la demanda de productos fuera de estación, lo que apoya el trabajo de los granjeros y agricultores locales. Esto impulsa la economía de tu localidad y genera empleos. Muchas veces las frutas y verduras de los grandes almacenes son más brillantes y coloridas, por lo que parecen más saludables. La realidad es que un producto fresco y recién cosechado tiene un color natural, su tamaño no es demasiado grande y quizás encuentres que tiene algunas imperfecciones. Esto lejos de ser algo malo te ayudará a identificar los productos que no han sido tratados con fertilizantes o pesticidas y que han crecido en un campo cerca de ti. No tengas miedo de comprar a un agricultor, marchanta o en mercaditos locales, ya que ahí encontrarás excelentes productos locales y de temporada.


Si esto no es suficiente para que vayas corriendo ahora mismo a tu mercado local, quizás la idea de crear tus propios platillos de temporada te emocioné un poco más. En México tenemos productos maravillosos y deliciosos que incorporamos de manera cotidiana a nuestros platillos típicos. ¿Sabías que la granada es una fruta de esta temporada de verano, por eso es parte integral de la receta de los chiles en nogada. Es fresca, provee de antioxidantes y da un toque dulce al platillo, lo que balancea lo picante del chile. ¡No es increíble! ¿Qué alimentos de temporada te inspiran a ti a crear nuevos platillos?

Algunos alimentos de temporada veraniega son:


Frutas:

arándano, cereza, ciruela, frambuesa, fresa, grosella, lichi, limón, mango, melocotón, melón, nectarina, plátano, aguacate, dátil, kiwi, manzana, níspero, piña, sandía.


Verduras:

ajo, berro, calabacín, cebolla, espárrago, judía verde, lechuga, pepino, jícama, pimiento, rábano, remolacha, zanahoria, berenjena, lechuga, papa, tomate, acelga, apio, champiñón, endibia, puerro.

Mónica Cárdenas Torres

0 vistas