Depresión, ansiedad y estrés… ¿Cómo encontrar mi equilibrio para salir de esto?

La mente y las emociones son parte fundamental de nuestra salud.

Los pensamientos te dicen cómo sentirte: preocupación, tristeza, dolor, incertidumbre, pena, culpa, exceso de pasado, así como de futuro, angustia de querer controlar todo y de no saber qué hacer o qué va a pasar, miedo y estrés. Con estrés no podemos dormir, lloramos, el corazón no nos alcanza y claro, enfermamos, desde una gripa, un problema físico, muscular y hasta de los nervios. Todo esto nos causa sobrepeso, lo que nos hace sentir infelices y con baja autoestima.



Yo lo pasé, yo lo catalogaba como estar fuera de mi equilibrio. Necesitaba encontrar sentido a mi vida, todo había cambiado, me sentía sola, rota y no sabía cuál sería el primer paso hacia mi recuperación física y emocional; quizás fue parte de mi despertar espiritual, quizás era algo que tenía que vivir para poder escribirte estas líneas.

No es fácil salir de esto, es mentalidad y decisión. El día que decidí salir de mi depresión de casi 4 años, con cuadros de ansiedad, miedo, llanto, pensamientos y planes de suicidio, fue cuando toqué fondo.

Un día hace seis años, 3:30am:

Me falta la respiración, todo me da vueltas, tengo una migraña tan fuerte que no me permite pensar, siento cómo mi cerebro dentro de mi cráneo está palpitando; como lo hace regularmente el corazón, solo que a cada palpitar me duele mucho más. Mi corazón está acelerado, creo que eso es lo que no me permite respirar, ¡no puedo moverme! no puedo hablar y pedir ayuda, creo que me estoy muriendo. Todos mis planes para morirme se están cumpliendo, al fin voy a descansar de tanto dolor… no quiero que me vean mis hijos muerta así, ¡que va a ser de mis hijos, Dios! ¡NO PUEDO MORIRME!

Esos fueron mis pensamientos cuando creí que estaba por morir, afortunadamente mi hija se dio cuenta, ya que es empática y sintió mis síntomas (una ventaja de ser brujas jaja). Después de un rato llegaron los paramédicos, me revisaron: signos vitales normal, después de muchas preguntas y necesitar un traductor porque ni siquiera me salía el español, el diagnostico fue: Cuadro fuerte de ansiedad y depresión.

Me di cuenta de que todo era emocional. Eso no le quita gravedad a mi estado, pero sí que físicamente mi cuerpo estaba bien, era otra historia mi estado mental y emocional.

Físicamente me enfermé y tuve que ser intervenida quirúrgicamente, emocionalmente llegue al fondo.

Los 5 puntos más importantes de mi experiencia:

1.- Mis pensamientos marcaron mi estado emocional.

2.- Mi estado emocional marcó mi estado físico.

3.- Mi estado físico enfermó por mi estado emocional.

4.- Mi estado emocional es muy importante para mi salud, es muy importante no ignorar.

5.- Mis pensamientos y mis emociones pueden causar enfermedades físicas.

Después del diagnóstico de los paramédicos, después de tocar fondo: ¿Qué debía hacer?

Mi primer paso fue ser consciente de que todo era emocional, y que debía ocuparme de mi, es muy importante que si tú estás pasando una depresión o un estado emocional difícil, decidas ser responsable de ti mism@, tú eres la única persona responsable de ti, la única responsable de hacerte feliz y sobre todo que respetes ese acuerdo de que tú eres tú, nadie es igual a ti y tú solo sabes que es lo que te hace feliz y no te falles en llevar a cabo esa responsabilidad contigo.

Busca ayuda, busca herramientas, busca lo que te haga sentir paz y bienestar. En mi caso encontré la meditación. La meditación me ayudó a comunicarme conmigo, no solo con mi mente, sino con mi alma. Me ayudó a hacerme saber que no estaba sola; estaba conmigo, sentí protección, apoyo, amor y entonces encontré mi segunda herramienta: ¡cambiar mi mentalidad!

Decidí tener pensamientos positivos, pese a lo que sucedía a mi alrededor, pese a que nada había cambiado, estaba cambiando yo. Encontré gente que me inspiraba, que hablaba lo que yo sentía. Busca un maestro, busca gente inspiradora, búscalo, porque ese maestro te está buscando. Llénate de inspiración y encuentra una pasión, te vas a dar cuenta que tienes mucho que aportar, quizás encuentres tu don especial que viniste a dar al mundo, quizás te encuentres ti mism@.

Después con una mente más clara, ocúpate de tu cuerpo físico. Ve a darte un masaje, ejercítalo, aliméntalo sanamente con amor. Empieza una relación de respeto a tu cuerpo, cuando te ocupas de él, te conectarás aún mas con tu yo verdadero, con tu cuerpo, mente y alma. Vas a encontrar tu paz, tu bienestar y entonces volverás a sentirte feliz, mejor y agradecid@.

Los 5 puntos más importantes de este aprendizaje fueron:

1.- Tú puedes decidir tus pensamientos.

2.- Tú puedes decidir tus emociones.

3.- Tú eres el único responsable de hacerte feliz.

4.- La felicidad viene de adentro, no hace falta buscarla afuera.

5.- Tú mereces todo, toda la abundancia, todo el amor, toda la felicidad y a eso viniste a este mundo, comparte el amor a tu prójimo y sé agradecido por todo.


…Tu alma necesita un masaje (mensaje) emocional

Si deseas alguna asesoría, una plática entre amigos o conocer mi trabajo, por favor sigue mis redes sociales o escríbeme.


Alejandrina Bustamante

Health Coach, Trofóloga, Maestra de Meditación y Terapeuta emocional


FB e IG @gemsholistichealth

contacto@gemshealth.com

www.gemshealth.com


29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo