Mindfulness en tu círculo de la vida: encuentra tu equilibrio

Hoy en día el estrés excesivo que tenemos, está provocando desequilibrios en nuestro cuerpo que implican que comamos por emoción, inflamación y en extremos casos enfermedades crónico-degenerativas. Desafortunadamente, nuestro estilo de vida tan acelerado, el bombardeo de información, el uso excesivo de tecnología, entre otros aspectos, puede ser abrumador, lo que lleva a que nos descuidemos.


Para entender mejor cómo podemos encontrar nuestro equilibrio, describiré de dónde viene nuestra alimentación primaria, el círculo de la vida y el cómo utilizarlo para descubrir que al no tener claridad sobre quiénes somos y dónde queremos estar empezamos a tener desequilibrios en nuestro bienestar. Hablaré también de cómo definir las intenciones para lograr tus metas y estar enfocado de manera positiva. Presentaré una gráfica de estrés vs. desempeño y cuál es el punto óptimo para lograr nuestros objetivos. Por último, brindaré herramientas de mindfulness para saber canalizar nuestro estrés y emociones de manera en que nuestra productividad sea mayor.


ALIMENTACIÓN PRIMARIA, CÍRCULO DE LA VIDA E INTENCIONES


La alimentación primaria se clasifica en cuatro áreas: nuestro amor propio o cuidado a nuestra persona (como lo es a través de actividad física), nuestra espiritualidad, relaciones sanas y una carrera satisfactoria. Me gusta mencionar en primer lugar a uno como persona ya que principalmente tenemos que estar bien con nosotros mismos para poder estar bien con los demás y nuestro entorno. Podemos cuidarnos a través de nuestra nutrición, ejercicio físico, cuidados personales, etc. En segundo la espiritualidad porque es una parte complementaria a nuestra persona de gran importancia. En tercer lugar menciono las relaciones sanas, ya que creo que es fundamental aprender a vivir en comunidad de manera empática, respetuosa, abierta y de valores en los que todos puedan aportar y crecer como personas. Y por último, una carrera satisfactoria que sea acorde a nuestros principios y valores, que sea algo que de verdad nos gusta y nos apasione es fundamental. El círculo de la vida nos ayuda a evaluar las áreas de oportunidad que tenemos en nuestra vida y a saber qué metas fijarme.


La siguiente imagen muestra las áreas de nuestro círculo de la vida y como utilizarlo para evaluar dónde estamos.






Si no te acomoda realizar el círculo de la vida, otra manera de saber el cómo te encuentras es calificando en escala del 1 al 10, o alguna escala que te acomode mejor, cada uno de los alimentos primarios. Una vez que determinas las áreas de mejora de tu vida puedes determinar las intenciones o metas sobre lo que quieras cambiar o lograr. El tener intenciones claras nos ayuda a estar menos estresados y enfocar nuestra atención a lo que realmente es importante y principalmente a nuestro presente. Deben establecer lo que quieres lograr, para que lo quieres lograr y en cuanto tiempo lo quieres lograr. El tiempo debe de ser realista y se tiene que estar abierto a evolucionarlas y reajustarlas en caso de que no salgan como esperamos.


ESTRÉS VS. RENDIMIENTO


El estrés se define como el estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al normal. Las consecuencias de vivir con estrés crónico son presión arterial alta, diabetes, obesidad, depresión, ansiedad, problemas de piel, entre otros. Pero al no tener un poco de estrés también podemos encontramos en un punto de apatía. Un poco y bien canalizado es una oportunidad para alcanzar nuestro máximo desempeño. La siguiente gráfica representa el desempeño de acuerdo al estrés que experimentamos.



Fuente: https://publicaciones.defensa.gob.es/media/downloadable/files/links/P/D/PDF595.pdf


Al experimentar un estrés excesivo vale la pena realizar tres preguntas para entender si los pensamientos que tenemos están ayudando o nos están saboteando.

  • ¿Son verdaderos?

  • ¿Son útiles?

  • ¿Conectan con mis valores?


Si estos pensamientos nos están saboteando es mejor entenderlo como tal, darse una pausa y dejarlo ir. Muchas veces el perfeccionismo es lo que nos lleva a estresarnos porque no salen las cosas como queremos, o se vuelve un freno y nos frustramos. Comprender que llevar a cabo la acción es más importante, y conforme pasa el tiempo puedes ir mejorando lo que estás haciendo. El ser multitarea es otra limitante para no enfocar nuestra atención en lo que queremos, que además provoca mucho estrés.


MINDFULNESS EN NUESTRO DÍA A DÍA


Mindfulness es una herramienta que nos ayuda a enfocar nuestra atención en el presente. Se tiene que aprender a perdonar el pasado y considerar que las experiencias vividas nos ayudan a mejorar como personas. Tener claridad es importante siempre y cuando la atención no esté enfocada en el futuro, ya que el presente es lo que nos ayuda a alcanzar esas metas. Busquemos la acción. Cultivando la curiosidad, meditando, siendo monotarea y aprendiendo a cambiar nuestra atención a una tarea en lugar de intentar hacer varias al mismo tiempo, aprendiendo a dejar ir aquello que no nos permite alcanzar nuestros objetivos, son formas de reducir el estrés que tenemos.


Algunos ejemplos de como aplicar mindfulness son los siguientes:quier


  • El básico y más fácil, aprender a hacer una pausa, aplicar respiraciones con cuentas, y una vez que me siento tranquilo seguir con las actividades.

  • Volver a ser curiosos como cuando éramos niños en cada una de las actividades que hacemos, y poner atención en cada cosa que hacemos y darnos cuenta de las sensaciones que experimenta nuestro cuerpo, los sonidos que escucho, los recuerdos que pueda tener por los olores, etc. Al cruzarse un pensamiento, puedo inhalar y exhalar y volverme a concentrar en lo que quiero. 

  • Aprender a dejar ir. La práctica se empieza con las decepciones más chicas hasta las más desafiantes. Hay que primero aceptar lo que estás viviendo sin juzgarlo, luego aprender de la experiencia y al final dejarla ir.

  • Si eres multitarea, entender que puede provocarte más estrés. Y aprender a cambiar tu atención de tarea si necesitas hacerlo, dándole pausa a la otra. A esto se le llama cambiar la atención de manera eficiente.

  • Regalarse espacios de gratitud. Esta actividad en lo personal me gusta realizarla en las mañanas y en las noches, y es una actividad muy positiva que hace que mi día y noche cambien por completo.

  • Meditar al menos 5 minutos al día. Hoy en día existen muchas aplicaciones, lugares y audios de meditaciones que nos permiten llevar a cabo esta valiosa práctica que nos ayuda a encontrar nuestro equilibrio y sanar.


Recuerda que aprender a vivir en el presente, es decir aplicar técnicas de mindfulness, lleva tiempo, paciencia y disciplina.

45 vistas