Clean eating




Cuando me piden algún consejo para empezar una vida más saludable, mi respuesta es, regresa a la forma en como nos alimentábamos hace algunas décadas, antes de que la industria alimentaria nos llenara de productos tipo comida, llenos de aditivos, colorantes, azúcar y más azúcar, conservadores y una lista enorme de ingredientes que tienen un efecto negativo en nuestra salud.


A esto se refiere el Clean eating o alimentación limpia, es comer alimentos en su forma más similar a como los encontramos en la naturaleza, sin productos procesados y sin aditivos, para favorecer una vida saludable y feliz.


Las ventajas es que esta alimentación puede adaptarse a los gustos de cada persona, incluye frutas, vegetales, granos enteros, semillas, grasas saludables, proteínas de origen animal como huevos, pescado y carnes magras y dependiendo de la persona pueden o no incluir lácteos.


¿Y cuáles son los beneficios de comer limpio? Además del bienestar emocional que te genera al darle a tu cuerpo alimentos reales que lo nutren, vas a notar una piel más saludable, pérdida de peso, incremento en la energía, pelo y uñas más fuertes, mejora la calidad de sueño y la salud mental. Esta forma de alimentación es más un estilo de vida que genera cambios permanentes, en lugar de saltar de dieta en dieta.


Algunos consejos que puedes adoptar para empezar a comer limpio, son:


  • Aprende a leer etiquetas: Se exigente a la hora de escoger tus alimentos en el supermercado, entre más ingredientes tenga un alimento, más procesado está. Busca etiquetas con máximo 3 o 4 ingredientes que sean de la manera en como tu lo harías si lo elaboraras en casa. Evita ingredientes que no sabes que son o difíciles de pronunciar, seguramente también serán difíciles de procesar para tu cuerpo.


  • Evita alimentos refinados como azúcar y harinas blancas, las que encontramos en la panadería, postres, pastas y arroz blanco. Hay un dato que me impactó muchísimo, si quitáramos todos los productos del supermercado que contienen azúcar, ¡solo nos quedaríamos con menos del 20% de lo que hay en la tienda!


  • Balancea tus alimentos en cada comida, incluye carbohidratos, proteínas y grasas de alimentos “reales”.


  • Cuando vayas al supermercado, haz el tour de compra sin recorrer los pasillos centrales, o sea, en forma de U. Empieza por las frutas, verduras… y sigue así tu recorrido. En los pasillos centrales se encuentran todos los productos altamente procesados.


  • Cuando empieces a hacer cambios en tu alimentación, no pienses en lo que vas a dejar fuera de tu dieta, mejor piensa en los nuevos alimentos que vas a integrar, eso te hará las cosas más sencillas.


  • Cocina la mayor parte de tus alimentos, no necesitas ser un chef para poder comer de manera limpia, tus alimentos pueden ser muy sencillos pero estoy segura que serán llenos de sabor, esto te dará la seguridad de conocer la calidad de los alimentos que estás consumiendo.


  • Prefiero alimentos orgánicos o de productores locales con buenas prácticas de producción. Esto te ayudará a bajar la exposición a químicos, hormonas y antibióticos presentes en los alimentos.

El cuidar tu alimentación de esta manera, te va a hacer más fácil el que empieces a adoptar otros hábitos saludables como el ejercicio, el cuidado personal, la meditación, que te harán sentir muy bien.

Para más consejos y recetas clean, te invito a que me sigas en mis redes sociales


@ac_healthcoach18

www.anahealthcoach.com.mx





116 vistas