Entre vivir saludable y dejar de procrastinar


Aunque no lo creas descuidar nuestra salud tienen un gran impacto en ese extraño comportamiento de dejar lo más prioritario para después; es decir, procrastinar es resultado en gran medida de dejar nuestra salud a la suerte. Te lo explico a continuación.


Procrastinar, postergar o posponer lo importante, en palabras coloquiales es distraerte con actividades sin valor o con tareas que pueden esperar, dejando para después las actividades relevantes que te ayudarían a lograr tus metas o desempeñar mejor sí fueran ejecutadas de acuerdo a su prioridad.


¿Sabes cuál es el mayor causante del estrés?


No, no es tu alta ocupación en el trabajo, ni tu jefe, ni las solicitudes de tus clientes, ni tu negocio, ni tu pareja, ni los mil y un temas con tus hijos, ni cualquier otra cosa que se le parezca, el principal causante de estrés es sabotearse uno mismo procrastinando.



Un ejemplo cotidiano:

Tu día empieza a ser productivo de acuerdo a tu agenda, pero llega un momento en el que te entregas por completo a la distracción, empezando por atender la noticias que llegan a tu celular, después pasas a leer comentarios en las publicaciones, por qué no ver videoblog en YouTube, qué me habrán comentado en mi Facebook, voy por un cafecito para despertar, hace mucho no veo Linkedin, cuantos correos me habrán llegado en la mañana, y de pronto el día está por terminar. Entonces alguien por cortesía te pregunta ¿cómo estas? y tu respondes estresadamente: -Muy ocupado y no he avanzado nada- A partir de ahí te juras que no volverás a mal gastar tu tiempo de esa manera, pero al otro día todo se repite.



¡Momento! Sí te estas identificando porque gastas mucho tiempo en redes sociales o respondiendo correos con baja relevancia en el trabajo en vez de atender asuntos críticos e importantes, no te avergüences, esto es un mal que todos padecemos de manera similar y a diferente niveles; así que continua leyendo porque hoy podría cambiar tu vida.


Interesante verdad, pero ¿por qué nos autosaboteamos de esta manera? Según los expertos en el tema existen dos razones principales:


1.- Resistencia a dejar nuestra zona de confort


Inconscientemente decidimos hacer cosas que dominamos sin dificultad o que gozamos hacer aunque no repercutan en logro de nuestras metas; este es el problema, porque por más apasionado que resulte nuestro trabajo y tengamos la posibilidad de delegar, en algunas ocasiones tendremos que realizar cualquier tarea que no nos guste o de la que no seamos expertos.


2.- Subestimar tanto a nuestro autocontrol como a nuestra fuerza de voluntad


Regularmente enunciamos cosas como: Seguro que si, esta semana termino de escribir mi libro, o no hay problema mañana termino mi presentación, etc. Todos creemos que somos genios y mentalmente fuertes, pero al momento de trabajar simplemente algo no jala del todo bien, como sí perdiésemos el control inexplicablemente.


Ahora bien, para vencer malos hábitos debemos incorporar nuevos y buenos a nuestras rutinas, eso no es nuevo, pero en este caso se requiere crear todo un sistema que incluye disciplina, hábitos saludables y ciertas acciones que hagan sinergia para que funcionen exitosamente


Para dejar de postergar lo importante, requerimos construir un sistema individual integrando disciplina, hábitos saludables y acciones que hagan sinergia entre si

Dicho de otra manera, el simple hecho de administrar mejor nuestro tiempo, aunque sirve de mucho, no es suficiente para ejecutar nuestras tareas con base a lo planeado y tan satisfactoriamente como lo deseamos. Sin generalizar, estoy seguro que la mayoría hemos experimentado esto cada que vemos nuestra lista de actividades parcialmente realizadas, a destiempo o sin cumplir.



Recomendaciones para construir un sistema integral anti-procrastinación:



  • Manteniendo claridad mental


No te darás cuenta de que estás postergando lo vitalmente importante sino tienes claridad en tus pensamientos. Para lograrlo medita a cualquier hora, respirar con mayor frecuencia, ejercitarte más seguido, hidratate adecuadamente, duerme suficiente, y reduce la ingesta de azúcar o alimentos irritantes.

Podría interesarte: Eleva tu productividad bajándole al azúcar


  • Alimentándote de forma adecuada


Cerebro y cuerpo necesitan la suficiente energía para funcionar como es debido, tu cuerpo para resistir el trabajo físico y el cerebro para ser creativo y más racional. La alimentación balanceada te ayuda también a tener mayor claridad.





  • Con buena actitud


Si tienes que ejecutar alguna tarea compleja, será más fácil con una buena actitud. Una de las mejores maneras de pasar de una actitud negativa a una positiva es eligiendo la información que consumes. Los chismes, rodearte de gente negativa, atender problemas ajenos, y estar atento solo de lo malo y amarillismo que sucede en el mundo solo te daña el alma. Todos somos lo que comemos, y la información también se come.


  • Organizando tus actividades


Diario, semanal, mensual o en la frecuencia que te funcione, tomate un espacio de tiempo para organizarte. Prioriza y define metas realistas. Puedes apoyarte de una agenda en papel o de las diversas aplicaciones para celular o computadora. ¿Qué te funciona mejor, administrar tu agenda, lista de To-do's, priorización C.U.T. checklist matutino, al término de tu horario laboral o antes de dormir, u otra?



  • Motivándote de nuevo


En momentos difíciles la motivación tiene más poder que la voluntad, y postergar sin control en verdad que es difícil y doloroso. Reiniciate recordando qué hay más allá de tu trabajo diario, qué significa para ti participar en ese proyecto, cómo logras sentirte cuando satisfactoriamente cumples con tus deberes; respondete con honestidad y enciende la motivación desde tu alma.


  • Buscando acompañamiento


Aunque todos somos capaces y nos sentimos súper poderosos de lograr cualquier cosa, el comentar tus actividades clave y sus deadlines con familiares, amigos, colegas o con tu pareja podría facilitarte las cosas, pues sí lo solicitas, estoy seguro que muchos amarían mantenerte al día para verte exitoso; o podrías también apoyarte de un coach profesional dependiendo de la naturaleza y grado de complejidad de tu proyecto.


Por último debo comentar que, elevar tu estrés no es la única consecuencia de procrastinar, también están: la depresión, ser irracional, incomprensible e intolerante, bajar la autoestima y empeorar los ataques de ansiedad. Sin embargo, vencer esta adversidad tiene una razón aún más poderosa: Triunfar tanto como siempre lo has deseado.



Si toda esta información es algo que no esperabas, estas muy interesado en ser más productivo y no sabes por dónde comenzar, deja de postergar y busca apoyo profesional para personalizar tu sistema integral desde una perspectiva saludable. Solicita una sesión DEMO aquí y ve logrando tus objetivos desde el primer instante.





Coméntanos al final de la publicación



Espero escuchar pronto de ti, y mientras tanto te dejo un fuerte abrazo.


Por el éxito y la salud que tu mereces


Juan Carlos Martínez Landa

Coach Ejecutivo en Vida Saludable


SiempreBien

+521 5565012946

juancarlos@siemprebien.com.mx

www.siemprebien.com.mx


#SiempreBien #BalanceVidayTrabajo #HábitosSaludables #HealthCoach #SerExitoso #SerTriunfador #CoachdeSalud #Procrastinar #VidaSaludable #SinEstres #AdministraciónDeTiempo #ManejoDeEstres #CoachingCorporativo #AmoSerSaludable

118 vistas